CHOQUE CONTRA OBJETOS SÓLIDOS 

 

Los postes que contienen cableado o luminarias públicas, están diseñados para que en caso de un accidente de tránsito, cedan ante el impacto y con ello la desaceleración sea menos brusca provocando un daño menor a los ocupantes del auto.

Aquí te explicamos lo que sucede con el organismo de los ocupantes de un auto cuando chocan con un objeto sólido, con esto te darás cuenta de que acciones como "reforzar" los postes con tambos rellenos de concreto es una medida errónea que convierte a estos elementos urbanos en objetos mortales.

 postes mortales

 

Desplazamiento de los órganos internos

El cuerpo humano también se puede pensar como un objeto compuesto por multitud de piezas. Un esqueleto que más o menos sostiene toda la estructura, músculos que los mueven y una serie de órganos vitales internos.  La fijación de nuestros órganos internos se realiza mediante los diferentes tipos de tejidos conectivos.

Cuando nuestro cuerpo cambia de velocidad hay un desplazamiento de los órganos internos. Si la aceleración (o desaceleración) no es muy brusca, el desplazamiento de los órganos internos es muy pequeño, y no provoca ningún daño. Sin embargo, en un accidente de tránsito, la desaceleración es tan grande que es posible que se produzcan desplazamientos muy grandes en el interior de nuestro cuerpo.

Esos desplazamientos tan pronunciados pueden provocar severos daños a través de varios mecanismos. En primer lugar, los órganos internos pueden golpear con otras partes del cuerpo, sufriendo daños internos que pongan en peligro su función vital.

En segundo lugar, este desplazamiento puede poner en tensión la conexión del órgano con el sistema circulatorio. Es decir, se puede producir la ruptura de algún vaso sanguíneo, provocando una grave hemorragia interna. La sangre dispersada por el interior del organismo comporta varios riesgos que pueden llegar a ser mortales, como la pérdida de irrigación en todos los órganos, además del que acaba de ser desconectado del sistema, y el aumento de la presión sobre los órganos, etc.